28/03/2017

Ingeniería Inversa

¿Y si mi idea ya existe?

“Alguien ha resuelto ya el mismo problema que queremos resolver nosotros”, podría parecer la primera piedra que nos encontramos en el camino de inventar, pero no se trata de una piedra, en realidad es una buena noticia. Este obstáculo se convierte en una oportunidad gracias a que existe la ingeniería inversa.

Si alguien ha pensado ya en resolver el problema que hemos detectado quiere decir que es un problema que compartimos con más personas, además ya han adelantado camino en la búsqueda de una solución. En este caso es posible que podamos mejorar de algún modo esa solución, si no la conocíamos al pensar la nuestra, quizá no sea tan buena.

En Realidea ofrecemos servicios de ingeniería inversa de producto, lo analizamos en detalle y lo estudiamos. Desarrollamos productos aprendiendo de los existentes, reproduciendo o mejorando sus funciones y estructura, resolviendo el problema usando como soporte lo ya existente.

Estudiamos productos físicos tales como dispositivos electrónicos, circuitos, piezas mecánicas o máquinas. Utilizamos todas las herramientas que nos brinda la tecnología: escaneo 3D, pruebas, ensayos técnicos… para conocer todos los detalles de prácticamente cualquier producto y reproducir sus funciones de un modo nuevo y mejorado.

Además la ingeniería inversa tiene otras funciones como reponer piezas rotas o deterioradas mediante impresión en 3D u otro método de prototipado, desarrollar productos que sean compatibles con otros existentes, etc.

 

Realidea ingenieria inversa

 

Si crees que la ingeniería inversa puede ayudarte para resolver tu problema, no dudes en contactarnos y te asesoraremos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar